Chirstopher Davy

Tu rincón de información

negligencia medica parto

Negligencias médicas parto: consecuencias y cómo actuar

Una de las peores negligencias que se pueden cometer es a la hora de traer a la vida a un bebé. 

Esos momentos son difíciles para cualquier mujer, aunque el recuerdo sea bonito debido a la importancia de la situación. Saber que la vida de tu hijo está en peligro debido a una negligencia medica parto es algo imperdonable. Por no hablar del daño que puede sufrir el cuerpo de la mujer también.

Hay señales que nos indican que un parto no evoluciona de la manera deseada. Para corroborarlo se disponen de múltiples herramientas como los registros cardiotocográficos, las mediciones de ph intraútero de calota craneal y la exploración física.  

Cada una de ellas, en su medida, nos permite descartar problemas (aspiración meconial, líquido teñido) y complicaciones tanto en el neonato como en la madre que se puedan solventar durante el parto.

El parto de un hijo es un proceso natural pero puede estar lleno de complicaciones y los servicios médicos tiene que estar preparados para afrontar con eficacia lo que pueda pasar, en ocasiones los médicos fallan, y es ahí donde entra en juego la posibilidad de denunciar una negligencia médica.

En el caso del bebé la negligencia más común es el sufrimiento fetal causado, generalmente, por un déficit de oxígeno. 

Este estado altera la fisiología fetal antes o durante el parto, lo cual podría llegar a provocar la muerte del feto si no se actúa con rapidez y de manera oportuna. 

Para ello, los profesionales médicos deben realizar controles frecuentes a la madre mientras se encuentre en el proceso del parto, ya que de lo contrario no podrán conocer el estado de sufrimiento del feto y no actuarán consecuentemente

Y es que, el mayor porcentaje de negligencia médica parto se cometen cuando una mujer da a luz pero también durante el seguimiento del embarazo.

 

Es muy importante estar pendientes del bienestar fetal

Existen una serie de criterios con los que se puede identificar la pérdida del bienestar fetal. A la hora de reclamar estos son los que adquieren importancia en caso de no tener suficientes pruebas o falta de historiales médicos para corroborar o desmentir  los esenciales, por ejemplo que no se tome el pH de la arteria umbilical.

Desde ahí tomamos un análisis exhaustivo de la historia médica nos dirá cuando el servicio médico falló, es decir, pudo saber y conocer la existencia de una pérdida del bienestar fetal y no actuó con la persistencia y calidad requeridas.

 

Consecuencias de las negligencias médicas en partos

Todas las posibles negligencias causadas durante e embarazo y el parto acaban suponiendo gravísimas secuelas para un niño desde el momento del nacimiento, daños morales inimaginables para los padres, y la necesidad de tratamientos rehabilitadores que durarán todo el periodo de crecimiento del niño. Son casos realmente graves.

Por lo que es imprescindible contar con un bufete de abogados especialistas en negligencias medicas.

';

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies