Chirstopher Davy

Tu rincón de información

Los peligros asociados a un padecimiento silencioso

Conocida por una variedad de nombres, el lyme enfermedad es una afección originada por la Borrelia burgdorferi, una bacteria que puede ocasionar daños irreversibles en el paciente. Requiriendo como consecuencia de un elemento que permita identificar y realizar un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Las repercusiones asociadas al lyme enfermedad

Caracterizada por ser una afección que dificulta su identificación y diagnóstico, se tiene a la enfermedad del Lyme como un padecimiento que ocasiona un daño en la integridad del paciente. Originado a la desestimación que tiene esta afección en la posibilidad de no presentar síntoma alguno hasta ocasionar un verdadero daño.

Propagada por medio de la garrapata del ciervo y otros insectos transmisores de la Borrelia burgdorferi, la enfermedad del Lyme se encuentra en posesión de tres etapas. Donde el elemento frecuente de ellas es la capacidad innata de mimetizarse con otras dolencias, pudiendo efectuar un tratamiento inadecuado.

Desde el surgimiento de su fase inicial en donde puede no mostrar síntoma alguno, o manifestar indicio de dolencias que den alusión a una gripe o resfriado. Los daños asociados a esta afección surgen en su segunda y tercera etapa, catalogada como la diseminación y cronificación del lyme enfermedad.

Al lograr una fase de propagación, la enfermedad de lyme ocasiona una serie de daños, presentado por medio de alteraciones cardiacas, y dolores y entumecimientos en el cuerpo. Siendo obligatorio la aplicación de un diagnóstico y un posterior tratamiento evite el empeoramiento de esta afección.

Si el afectado por la enfermedad del Lyme se le efectúa un tratamiento erróneo al no determinar con exactitud los síntomas asociados a este padecimiento. La enfermedad del lyme puede alcanzar una fase de cronificación, donde los daños ocasionados suelen ser irreversibles y repercuten negativamente en el paciente.

Con el propósito de evitar un daño irreversible, la realización de test y pruebas como el LymeChecke, son imprescindibles para detectar la etapa del lyme encontrada en el paciente. Permitiendo descartar cualquier padecimiento similar y determinar un diagnóstico que podrá adecuarse al estado actual del paciente.

El tratamiento a utilizar será dependiente de los resultados arrojados en las pruebas y diagnósticos, estableciéndolo en etapas con el propósito de agravar la situación del afectado. Implementando tratamientos intensivos con antibióticos que supriman considerablemente la enfermedad de Lyme en el paciente afectado.

Pese a las discusiones encontradas con respecto a la utilización intensiva de antibióticos, la implementación de este tratamiento en conjunto a terapias de mejoramiento para reponer los nutrientes perdidos. Garantiza a largo plazo la integridad del paciente y reduce los riesgos de contraer nuevamente esta afección.

 

  • Published On : 4 semanas ago on junio 17, 2020
  • Author By :
  • Last Updated : junio 17, 2020 @ 11:19 am
  • In The Categories Of : Uncategorized
';

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies